Los homicidios y los presuntos enfrentamientos lideran los casos de decesos

Los días que han transcurrido del penúltimo mes del año lo posicionan como el más violento de 2016, de acuerdo a las estadísticas que maneja el equipo reporteril del diario El Norte.
Al menos 104 personas perdieron la vida de manera abrupta en toda la entidad hasta el 25 de noviembre, situación que pone al frente la dura situación de criminalidad y terror que se vive en el estado Anzoátegui.

Del total de los decesos, 66 de ellos fueron por arma de fuego, en los que la venganza o los enfrentamientos de efectivos de seguridad contra presuntos delincuentes fueron el motivo del accionar del gatillo.

Asimismo, las armas blancas también le quitaron la vida a 20 personas, quienes en todos los casos fueron degolladas en situaciones que van desde el robo hasta los crímenes pasionales.

El centenar de decesos violentos de este mes se contrastan con los 96 que quedaron registrados durante octubre. Si se cuentan ambos períodos, en apenas 61 días murieron 200 personas de manera trágica.

Los casos
Uno de los casos fue el del taxista Baltazar Martínez (62) lo mataron de seis puñaladas el pasado 3 de noviembre. Su cadáver fue hallado apenas vistiendo ropa interior en una zona boscosa del sector Santa Bárbara en Los Potocos, Barcelona.

Al hombre lo despojaron de su vehículo marca Ford, modelo Grand Marquis, azul, placas 415ª7AB, el cual posteriormente fue recuperado por los cuerpos de seguridad. Su muerte marcaba en ese entonces el deceso número 20 de ptrabajadores del volante en 2016.

A Dangel Emilio Guevara Fernández (31) lo ultimaron de dos puñaladas en el pecho luego de haber ganado una apuesta en Puerto La Cruz.

El homicidio tuvo lugar en las inmediaciones del Paseo de la Cruz y el Mar el pasado 6 de noviembre, y su presunto homicida, identificado como Franyel Antonio Molina Goite (26) fue detenido al instante.

La Policía del estado Anzoátegui (Polianzoátegui) abatió a un presunto delincuente conocido como “tacupay”, el pasado 2 de noviembre.

La víctima, identificada como Darwin Jesús Moya Pérez (27) tenía un registro policial por homicidio de fecha del 13 de marzo de 2012.

El sujeto, quien además se había fugado de los calabozos de la Policía del municipio Simón Bolívar (Polibolívar) el pasado 25 de julio de este año, era considerado un “criminal de altísima peligrosidad”.

Ojo por ojo…

Lo transcurrido de noviembre también ha dejado entrever el malestar de ciertas comunidades, las cuales han decidido tomar justicia por sus propias manos. Hasta el 25 de este mes, en Anzoátegui se registraron dos linchamientos, uno de ellos en el municipio Anaco el primer día de este mes.

Paúl Rivas González
[email protected]