Varias zonas del sector 5, conocido como El Astillero en Las Casitas, Barcelona, tienen más de dos años sin servicio de agua potable.

Según explicaron algunos vecinos, el caso ha sido expuesto en reiteradas ocasiones a la Hidrológica del Caribe (Hidrocaribe), sin recibir respuesta.

Hasta Bs. 3.000 cobran los conductores de camiones cisterna para llenar un tanque.

Wilmarys Contreras destacó que en su casa ese es un gasto que deben hacer cada tres días.

“Aquí hay tres familias. Todo el mundo lava, cocina y se baña; eso no dura nada. Cuando llega el camión todos los vecinos nos desesperamos”, agregó Contreras.

Las pocas veces que el agua llega al barrio Los Próceres -según comentaron residentes- es inutilizable debido al mal olor que trae.

La comunidad deduce que el vital líquido se mezcla con aguas negras; otro problema que afecta a todo el sector.

Según explicó Euglys Hernández, el canal de aguas residuales que rodea al barrio Eleazar Terán nunca ha recibido tratamiento. “Tengo 23 años viviendo en este sector y nunca lo han limpiado”, aseguró el ama de casa.

Otra de las preocupaciones de los residentes son las enfermedades que se generan por la falta de salubridad del sector, sumada a la escasez de agua que padecen.

Habitantes aseguraron que muchos niños de la zona tienen escabiosis.

“Cómo se curan los niños con esto así”, comentó una vecina refiriéndose al estado deplorable de las cloacas. Agregó que han pedido a las autoridades que embaúlen el canal pero el proyecto no se ha aprobado.

Los vecinos presentaron otra queja por el estado de las calles, algunas no han sido asfaltadas nunca.

El equipo del diario El Norte intentó fallidamente comunicarse con autoridades de Hidrocaribe y la Corporacion de Vialidad e Infraestructura del Estado Anzoategui (Covinea).

Nicole Rueda/ECS
[email protected]