Publicidad!

2.800 empleos directos se  verían  afectados con la paralización de la planta


La producción de cemento se vería aniquilada si el gobierno no invierte en la planta Venezolana de Cementos (Vencemos).

Luis Chaparro, secretario general del sinicato de Vencemos, aseguró que la paroducción está en su nivel más bajo, ya -que de 2.500 toneladas de cementos que producían a diario, ahora solo están sacando 80.

Esto representa solo el 20% de la capacidad total de la planta.

“Cuando antes sacábamos 90 gandolas diariamente, actualmente solo salen 24, las demás quedan a la espera de la producción cementera”, agregó el sindicalista.

A juicio de Chaparro, esta disminución es debido a la falta de mantenimiento en la planta, gracias a la desinversión por parte del Ejecutivo nacional.

Los sindicalistas, a pesar de que no quieren paralizar las operaciones de la empresa, aseguraron que habrá una paralización técnica, porque “ya la única cantera que está funcionando no da para más, le quedan alrededor de ocho o nueve meses solamente de materia prima y de siete hornos, solo está trabajando uno”.

Empleos

Vencemos
Polvillo emanado de la cantera ha generado enfermedades respiratorias. Cortesía

Chaparro afirmó que son más de 2.800 empleos afectados de forma directa, y que de detener la fabricación del producto, dichas personas quedarían sin trabajo.

Exhortaron al gobierno a que se envíe los recursos para seguir produciendo cemento.

Además, afirmaron que desde el año 2009 han ido denunciando la falta de inversión a Vencemos, sin embargo, no han recibido respuestas positivas.

Dijeron que en el 2012 fueron destinados 129 millones de dólares para la planta, sin embargo, ningún mantenimiento fue ejecutado.

“Le exigimos al defensor del pueblo, Rafael Vega, a que investigue hacia dónde fueron a parar esos fondos, pero además investigar el impacto ambiental y determinar las responsabilidades del daño que se le está haciendo a la gente y a los ecosistemas cercanos”, agregó Chaparro.

Yeliana Salima
Publicidad!