Cortesía
Cortesía

Trabajadores informales del bulevar 5 de Julio de Barcelona regresarán a ese espacio público, pues aseguran que las ventas descendieron. Es de recordar que las autoridades los habían movilizado a la calle Páez.

Comerciantes informaron que habían llegado al acuerdo de reubicación con la alcaldía del municipio Simón Bolívar, pero las pérdidas desde su colocación en la calle Páez se hicieron sentir. “Decidimos retomar nuestros espacios porque perdimos mercancía, pero la policía no nos deja trabajar, además nos amenazan con llevarse nuestros puestos”, explicó Juan Méndez.

Los vendedores se rehúsan a que sus puestos sean retirados en esta fecha que para ellos podría ser productiva, tomando en cuenta que es su manera de mantener ingresos.

“Nosotros tenemos gastos, hay que comprarle ropa y Niño Jesús a nuestros hijos, necesitamos que nos dejen al menos hasta fin de mes para poder cubrir nuestros gastos” aseguró la vendedora de comida, Carmen Marcano.

Los buhoneros aseguran que por parte de la alcaldía, se quiere despejar la calle Juncal, para tomarla como una “calle modelo”, decisión con la que ellos no están de acuerdo porque afirman que se encuentra en muy mal estado.

Uniformados

Dentro de los cumplimientos que han hecho los vendedores informales, trascendió que se ajustaron horarios, usarán uniformes y están colaborando con la limpieza y recolección de desechos del bulevar, sin embargo, resaltaron que por parte de la alcaldía no han recibido la misma disposición que ellos han entregado ante el ente municipal.

César Mijares
[email protected]