Fieles rinden honores a su santo durante la medianoche, el amanecer y en la noche

Al toque de los tambores de san Juan, arrancó la noche del pasado viernes la celebración en honor a san Juan Bautista, fiesta que se llevará a cabo hasta hoy en varias ciudades del país, como parte de una tradición cristiana desde la época colonial.

Durante esta festividad los feligreses le dedican a su santo su tradicional canto “Melembe, melebe, melembe no más, si san Juan supiera que hoy es su día”, así como su premisa “Si san Juan lo tiene, san Juan te lo da”.

La fecha fue establecida por la Iglesia para conmemorar al santo coincidente con el solsticio de invierno.

Juan “El Bautista” fue un predicador judío, considerado como profeta por el cristianismo, islam y la fe Bahá’ i.

El santo también considerado mesías por el mazdeísmo, fue primo de Jesús y nació seis meses antes que él y cumplió la misión de preparar el camino a Cristo, vivió en el desierto, lugar donde se dedicó a predicar y bautizar.

Celebración
Cada 24 de junio se festeja el nacimiento de san Juan Bautista, porque fue santificado en el vientre de su madre y llegó al mundo sin culpa.

Debido a esto la Iglesia considera que es digno celebrarse su llegada a la tierra, ya que fue motivo de inmensa alegría para la humanidad tener sus miembros que iba a anunciar la proximidad de la redención.

Este día es considerado como el más largo del año, posteriormente al solsticio de verano.
En este día los estados centrales Aragua, Miranda, Vargas y parte de Carabobo, entre otros agasajan la fiesta de san Juan Bautista, antigua tradición donde se llevan a cabo actos religiosos y culturales durante la medianoche, el amanecer y la noche de la celebración.

Procesión
La mañana del 24 de junio se prepara al santo para salir de la casa donde está guardado, sobre la cabeza o brazos del que sea su guardián es llevado hasta la iglesia acompañado de devotos y seguidores que recibirán los honores en una solemne misa que una vez concluida marca de nuevo el comienzo del repique de los tambores.

En procesión, san Juan va recorriendo las calles de su pueblo, mientras que recibe dádivas y reconocimientos. Cada cierto tiempo el recorrido es detenido para rendir homenajes reflejados en cantos y tambles al ritmo de los tambores.

Ritos
Esta celebración encierra su toque de misticismo, muchas personas lo celebran y realizan ritos y ceremonias para que sus favores sean concedidos, entre los mitos se destacan.

– Quienes desean conocer su futuro deben colocar un huevo crudo en un vaso con agua y al día siguiente aparecerá la forma de algún objeto, persona, entre otros.

– Para tener una cabellera sana y fuerte, deberán cortársela e igualmente con las uñas.

Instrumentos

Durante la celebración en cada pueblo o estado, se utilizan diferentes tambores, entre ellos, el tambor cuñado, el cual es elaborado con la madera de árbol de aguacate, al igual que los palos y las maracas. En el recorrido las personas suelen vestir con faldas y vestidos.