África subsahariana presenta los peores resultados

Más de la mitad de los países latinoamericanos figuran entre los peores posicionados del primer Índice Internacional de Seguridad y Policía, presentado ayer y que mide la eficiencia de los cuerpos policiales y el resultado en términos de seguridad ciudadana, publicó la web sumarium.com.

La investigación, que ha tomado dos años de mediciones y sondeos a la Asociación Internacional de Ciencias Policiales y al Instituto para la Economía y la Paz, señala que los países donde hay una democracia plena tienden a ser los que obtienen mejores resultados en seguridad interna.

El índice está encabezado por Singapur, un país multi-étnico con una gran estabilidad política y económica, y que desde su fundación hace medio siglo dio extrema importancia al orden y a la seguridad interna.

Todos los países ubicados en las primeras veinte posiciones son europeos -con excepción de Australia, Nueva Zelanda, Canadá y Japón- y de los que España ocupa el décimo noveno lugar.

Venezuela es el peor posicionado al ubicarse en el lugar 119 de 127 países evaluados, en un índice que excluye a los países donde hay conflictos de larga duración.

“La situación de seguridad interna en Venezuela se está degradando, sabemos que es probable que la tasa de homicidios suba significativamente y pensamos que ahora es de 50 por cada 100.000 habitantes, lo que es increíblemente elevado”, dijo a Efe el director de investigación del Instituto para la Economía y la Paz, Daniel Hyslop.

Solo un lugar por encima de Venezuela se encuentra México, donde el analista mencionó el fuerte aumento del crimen organizado, como una de las principales manifestaciones de las deficiencias de los cuerpos de seguridad.

“Los cárteles perpetran secuestros y en ciertas ciudades hay casi impunidad total. En estas circunstancias aumenta el subregistro (de casos), ya que la gente tiene miedo de denunciar.

Esto nos hace pensar que el subregistro de los secuestros en México es muy alto”, comentó.
Los otros países de la región que ocupan las peores posiciones en el ranking son Honduras (116), Bolivia (114), Paraguay (113), Guatemala (107) y Perú (105), todos ellos esparcidos entre países de África subsahariana y por debajo de algunos en los que hay conflictos internos latentes, como Birmania, o explícitos, como Yemen.

Por regiones, África subsahariana presenta los peores resultados, pero varios países latinoamericanos aparecen en el listado entre los países africanos.

Colombia (puesto 96), República Dominicana (95) y Brasil (94) son los otros países peor posicionados.

Hyslop explicó que, de manera general, los problemas relativos al estado de Derecho y la inestabilidad política generan espacios para la aparición o el avance del crimen organizado.
“Los entornos altamente volátiles e inestables incentivan la corrupción y el pago de sobornos a la policía”, agregó el académico.

Redacción
[email protected]