El ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, propuso este jueves, durante la séptima reunión ordinaria del Consejo de Defensa de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), la construcción de una zona de paz en Suramérica, mediante el trabajo conjunto de las fuerzas armadas de los países de la región.

“Debemos construir una zona de paz que obedezca a la independencia de nuestras naciones bajo principios de solidaridad, respeto e identidad”, llamó Padrino al instalar la reunión en Caracas.

En este sentido, el representante de Venezuela ante el Consejo de Defensa de Unasur instó a los países miembros a emprender la construcción de la zona de paz en la región mediante el trabajo articulado de las fuerzas armadas nacionales, sobre la base del respeto a la soberanía y autodeterminación de las naciones.

“Las fuerzas armadas nuestras son un instrumento para la paz, para construir la paz”, dijo, al tiempo en que señaló que esa “paz no la podemos ver como una consecuencia de la guerra o una situación continuada después de la violencia”.

“La paz nosotros tenemos que verla, como reza el propósito de este Consejo, para construir una zona de paz. No puede verse esa zona de paz como un concepto que sea consecuencia de la guerra o de la violencia, tiene que verse como un concepto de mayor profundidad. No es una zona de paz precaria solamente porque está libre de violencia, tiene que ser una zona de paz que mire más allá, que se sumerja en las profundidades de la ética, de la unión latinoamericana y caribeña, y que nos permita a nosotros vernos como verdaderos hermanos y hermanas”, insistió Padrino López.

Explicó que sobre el mundo hoy se ciernen muchas amenazas, ante lo cual —recalcó— Suramérica “ha aprendido a convivir muy lejos de la violencia entre Estados. Pudiésemos tener problemas internos pero jurídicamente como Estados conformados en Estados Miembros de Unasur, gracias a Dios, estamos muy lejos de violencia por causas de disputas territoriales étnicas, religiosas ni mucho menos como se ven en otras partes del mundo”, que, agregó, en su mayoría son producto de mezquindades, de apoderarse de las riquezas de los pueblos con el terrorismo.

El ministro venezolano recordó que el terrorismo tiene detrás intereses subyacentes. “El terrorismo no es algo que nace por sí solo, siempre hay un interés subyacente que provoca, que produce o promueve el terrorismo”, dijo y señaló que afortunadamente la región no ha sido blanco de la sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror, pero lamentó que sea el blanco de otras amenazas: narcotráfico, tráfico de armas, la trata de personas, a lo que se le suman las amenazas por causas naturales producto del cambio climático y las económicas “que tienen un impacto en nuestras democracias”.

Razón por la cual “nosotros estamos invitados y convocados a tener una visión pluridimensional desde varias perspectivas de acuerdo a la naturaleza de las amenazas, porque para las amenazas globales tenemos que darle un enfoque y una respuesta en bloque en unidad, en este caso en unidad sudamericana”.

“Ojalá pudiéramos tener una unidad de pensamiento y principio ético, en lo político, en lo humano, a nivel mundial, pero creo que Suramérica es un espacio natural para darle ejemplo al mundo de como se construye la paz”, agregó Padrino López en su intervención.

En este sentido, envió un mensaje de respaldo y solidaridad al Gobierno colombiano, que este jueves firmó un nuevo acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (Farc-EP), para poner fin al conflicto bélico que afecta al pueblo de Colombia desde hace más de 50 años.

“Quiero saludar con mucho afecto y emoción a todo el pueblo colombiano para que ese proceso lleve el curso que debe llevar, destinado a consolidar la paz en Colombia, que es la paz de Suramérica”, manifestó.

El Consejo de Defensa Suramericano fue creado por decisión de jefes de Estado y de Gobierno reunidos el 16 de diciembre de 2008 en Salvador de Bahía, Brasil. Esta instancia se encarga de diseñar y ejecutar políticas de defensa en materia de cooperación militar, acciones humanitarias y operaciones de paz, industria y tecnología de la defensa, formación y capacitación.

Redacción web/AVN