“Estamos convencidos de que porque no está la OEA, el diálogo está avanzando”, fueron algunas de las palabras que pronunció la representante venezolana


La delegación de Venezuela se retiró este miércoles del debate en la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington, EE. UU., respecto al apoyo al proceso de diálogo entre representantes del Gobierno y la Unidad en el país.

“Sí estamos comprometidos con el diálogo, pero no podemos acompañarlos en un espacio donde se pueda perturbar el proceso”, fueron algunas de las palabras de la representante de la delegación venezolana.

Reiteró que el Gobierno de Maduro mantiene “un espíritu apegado a la paz” y criticó que esta convocatoria por parte de estos países es “una agresión” contra Venezuela.

Por otra parte indicó que “estamos convencidos de que porque no está la OEA, el diálogo está avanzando”, publicó Efe.

Denunció que esta convocatoria sobre Venezuela se realiza “sin el consentimiento, ni el conocimiento” de la delegación de ese país.

Pese a la abandono de la delegación venezolana, la sesión permanente continuó debatiendo el tema.

La declaración fue propuesta por Argentina, Honduras, México, Perú, Estados Unidos, Brasil y Canadá, y “da la bienvenida” y “apoya” el diálogo que se inició el pasado 30 de octubre con el acompañamiento de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y del Vaticano.

Sin embargo, “alienta” al Gobierno y a la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) a “alcanzar resultados concretos en un plazo razonable para poner fin a la difícil situación que atraviesa Venezuela”.

Ratificación

El secretario general de la Unasur, Ernesto Samper, afirmó este miércoles que la solución a los problemas en Venezuela es el diálogo. Aseguró que el resultado de las dos mesas de diálogo abiertas hasta ahora es totalmente satisfactorio, y que un acuerdo se podría hacer oficial” en la próxima reunión de la plenaria.

Redacción
[email protected]