En un clima de escasez de alimentos y crisis económica, la venta de artículos de primera necesidad desata la histeria colectiva en ciertos sectores.

Fue eso lo que precisamente ocurrió la mañana de este viernes en la calle Dividive de Puerto La Cruz, cuando se inició la venta de harina de maíz, harina de trigo y mantequilla.

Apenas la gente se enteró de que en el supermercado Papaya estaban disponibles estos productos para la venta, el caos no se hizo esperar en la entrada del lugar.

Al cabo de las 10:30 am, un centenar de personas permanecían a las afueras del comercio para poder adquirir alguno de los víveres disponibles.

“Llegué a eso de las 8:00 a.m porque venía pasando. Solo logré comprar una harina de trigo porque fue lo único que me permitieron comprar”, declaró el ama de casa Grisbellys Ponce.

Otra dama, quien se identificó como Hilda Camejo, denunció que solo le querían vender a quienes compraran un combo con todos los productos por Bs. 6 mil.

Los ánimos se caldearon en el centro de expendio y los dueños de comercios aledaños decidieron cerrar sus santamarías por una hora.

 

Paúl Rivas González
[email protected]

  • anonimo

    SRES DEL GOBIERNO, DEBEN COLOCAR MANO DURA A ESTOS ASIATICOS, QUIENES VENDEN SIN ORDEN NI NUMEROS, YA QUE SOLO LES IMPORTA ES VENDER, MIENTRAS ESTOS BACHAQUEROS COMPRAN HASTA TRES VECES, Y LUEGO ANDAN REVENDIENDO EN EL MERCADO DE PLC, VENGAN Y PONGAN CONTROL CON ESTOS ASIATICOS Y COLOQUEN QUE SE VENDAN POR NUMEROS DE CEDULAS, YA QUE LOS QUE SI NECESITAMOS ESTOS ALIMENTOS, SOMOS LOS QUE NO PODEMOS COMPRAR…