Publicidad!
En Cerro de Piedra quedaron como al principio, con una sola máquina. Archivo
En Cerro de Piedra quedaron como al principio, con una sola máquina. Archivo

Solo una semana estuvo operativa una de las dos máquinas que fueron puestas en funcionamiento para solventar la contingencia registrada el mes pasado en el vertedero de Cerro de Piedra.

Así lo informaron obreros de la Mancomunidad  del Aseo Urbano de la zona norte del estado (Masur), quienes prefirieron no revelar su nombre por tener prohibido declarar a la prensa.

Al parecer, el D-8 presentó nuevamente problemas, por lo que actualmente en el relleno sanitario se encuentran recibiendo la basura, pero no se está tapando.

“Esto continúa trayendo complicaciones a la comunidad adyacente al vertedero”, refirió la fuente, quien aseguró que las nubes de moscas invaden las viviendas cercanas.

En relación a las otras dos maquinarias que habían prometido, aseguraron que “brillan por su ausencia”.
Hasta la fecha, la Gobernación del estado no se ha presentado con las maquinarias que faltan, esto pese a que en días pasados el alcalde de Urbaneja informara que el Ejecutivo regional asumió la dirección del vertedero.

Desagrado

Entre las calamidades que continúan afectando a las comunidades cercanas, está el desborde del líquido lixiviado.  Esta agua es producto de la mezcla de la lluvia que se filtra entre los desechos y transformándose durante la degradación.

El lixiviado corre hasta unas lagunas a través de tuberías que se encuentran tapadas, provocando así que el líquido corra por la carretera y llegue hasta las casas de la comunidad.

El presidente de Masur, Luis Reyes, aseguró el pasado lunes 25 de noviembre que el problema sería resuelto en cuanto llegaran las maquinaras esperadas.

Emely Arenas C.
[email protected]

Publicidad!