Publicidad!

En contraste ante este mundo perverso socialista encontramos un pueblo que descendió de su pobreza a la miserabilidad y que hoy quien puede medio cubrir las mínimas necesidades alimentarias de su familia debe vivir en colas interminables para arañar algo de alimentos que puedan mitigar el hambre


 

El acontecer histórico venezolano nos lleva a pasear permanentemente en un espiral donde en cada curva del mismo encontramos símiles de sucesos de ayer, especialmente en cuanto a la ubicación socioeconómica de la clase trabajadora.

Venezuela ha sufrido en los últimos años una transformación casi inusitada en su estructura social; el fenómeno es consecuencia de varios factores, el primero de ellos es la grave crisis económica generada por factores de una gerencia y administración de la cosa pública desacertada y corrupta que generó un modelo político desfasado de la realidad mundial y en la cual toda la clase dirigente tiene su cuota de responsabilidad, unos por ser artífices del festín socialista en donde la malversación, la corrupción de las altas esferas políticas de su sector crearon dos nuevas clases sociales y un perverso modelo comercial en nuestra sociedad y es que cumpliendo con la promesa del teniente coronel Hugo Chávez de acabar con los pobres en Venezuela fueron sus “hijos” políticos ante su anuencia y el silencio cómplice se convirtieron en “burgueses y nuevos ricos” creando a través de terceros empresas de maletín para llenarse de dólares del Estado de cuanto ente administrativo creara el gobierno con el pretexto de importar alimentos, insumos agrícolas y cuanto negocio turbio fluyera de las alucinaciones anunciadas en cualquier programa de Aló Presidente de los días domingo en los cuales el “arañero” anunciara como si hubiese descubierto el agua tibia, una vez que los billetes verdes ya no les era suficientes emerge una alternativa de negocio que les alborotara la adrenalina para los más osados e influyentes y es así como el nacimiento de una maléfica alianza cívico-militar establece vinculación con las fuerzas militares guerrilleras colombianas y que incluso el mismo Hugo Chávez en la sede del Poder Legislativo reconociera vulnerando el respeto a otra nación que nuestro lindero fronterizo no era con Colombia sino con “territorio de las Farc” una situación desde el punto de vista diplomático insultante que nos creó en este momento una crisis diplomática con esta nación hermana, es entonces a allí en ese justo instante donde se devela ante el mundo la vinculación de esta fusión cívico militar con el cártel armado de la droga y que hoy hasta ha sido dramatizado en telenovelas y películas donde nos venden al mundo como una narco nación.

Pero en contraste ante este mundo perverso socialista encontramos un pueblo que descendió de su pobreza a la miserabilidad y que hoy quien puede medio cubrir las mínimas necesidades alimentarias de su familia debe vivir en colas interminables para arañar algo de alimentos que puedan mitigar el hambre de su familia y eso no es una mentira, basta con ver a nuestro alrededor y observar cuántos kilos han perdido tus amigos y seres queridos, tu vecino y hasta quien no conoces pero lo puedes evaluar con tan solo mirar sus vestimentas y evaluar con lo ancho que hoy tiene su ropa con referencia al bulto de su cuerpo y podemos calcular cuántos kilos ha perdido, pero ante esto un Presidente Inmaduro se burla del país en sus alocuciones alegando que esto es parte del bienestar de salud porque “Venezuela estaba inundada de obesidad de gente que comía para engordar y no para vivir” esto es producto de un sarcasmo de alguien que no tiene qué mensaje de aliento sincero y esperanza alguna que transmitir a su pueblo, de alguien que ante la crisis de su gente se burla de sus conciudadanos y mientras el pueblo se aprieta cada más el cinturón, él se suelta el suyo banquete tras banquete luciendo joyas.

 

José Hurtado

Publicidad!