Aroldis Chapman se reincorporó el domingo a Nueva York, listo para lanzar tras permanecer en la lista de los lesionados durante más de un mes. Y los atribulados Yanquis dejaron claro que no podían esperar más para tener de vuelta al cerrador de potente recta.

El manager Joe Girardi tenía previsto emplear a Chapman en el final de la serie en Oakland, sin importar la situación, tan sólo para buscar que reanude de inmediato la actividad en las Grandes Ligas. De hecho, Chapman viajó de un extremo a otro del país para participar en un solo encuentro, antes de que el club vuelva al Bronx.

“Sólo queremos asegurarnos de que él haga algo de trabajo, que no permanezca tanto tiempo inactivo”, resaltó Girardi.