Publicidad!

Aunque inicialmente el tumor se encontraba alojado en su oído izquierdo y parte del cerebro, durante su primera operación los médicos descubrieron que se había extendido a su cara


La vida suele tenernos sorpresas, las cuales siempre esperamos sean gratas, pero en ocasiones somos víctimas de sus malas jugadas.

Ese es el caso de Ysamar Carolina Fernández, una joven anzoatiguense de solo 26 años de edad, a quien el destino la sorprendió hace un año cuando fue diagnosticada con condrosarcoma mesenquimático, un tipo de cáncer cerebral, el primero en ser detectado en Venezuela y el segundo en el mundo.

“Todo empezó hace un año cuando fui a un otorrino porque presentaba un fuerte dolor en el oído izquierdo, durante tres semanas tomé antibióticos y esteroides pero la inflamación no cedía, por lo cual el doctor recomendó hacerme una tomografía, lamentablemente este estudio arrojó que tenía un pequeño tumor”, narró Fernández.

La contadora pública comentó que desde ese instante empezó la lucha por su vida, asesorada por su médico tratante acudió a un otólogo -especialista en enfermedades del oído-, este le indicó otra serie de estudios entre ellos una biopsia que arrojó que su tumor era cancerígeno y una nueva tomografía donde se pudo apreciar que este se había extendido hacia el cerebro.

Ante esta situación poco esperanzadora, la joven emprendió su travesía a Caracas en la búsqueda del profesional de la salud Germán Scholtz, quien junto a un neurocirujano realizaron su primera intervención quirúrgica, donde descubrieron que el tumor no solamente había afectado su oído izquierdo y alojado en parte de su cerebro, sino que también se había extendido a su cara.

“Pese a las dificultades presentadas durante la operación fue un éxito, sin embargo al no ser un bulto de 8 milímetros -como inicialmente habían determinado los expertos- no se pudo extraer en su totalidad, además de esto como consecuencia sufrí una parálisis facial, de la cual aún me estoy recuperando”, recalcó la contadora pública.

Ysamar Fernández
Los gastos de su segunda operación ascienden a los 40 millones de bolívares. Cortesía

Lucha

Ysamar relató que luego de salir de este trance los doctores explicaron a sus familiares que debían aplicar quimioterapia para eliminar los residuos que quedaron encapsulados en el lóbulo temporal izquierdo de su cerebro, y continuar con un chequeo cada dos meses para evitar que este volviera a reproducirse.

La joven soñadora comentó que desea ver materializadas las metas que se había trazado para esta etapa de su vida, pero debe someterse a una segunda operación para extraer el resto del tumor, debido a que con las quimioterapias la inflamación que quedó luego de la primera aún no ha cedido, por lo cual su oncólogo recomendó eliminar todos estos residuos.

Fernández informó que los gastos generales para este proceso ascienden a los 40 millones de bolívares, con esto estaría cubriendo los estudios preoperatorios y el costo de la intervención, que debe ser realizada en la ciudad de Caracas.

“Todos sabemos la situación que presenta el país, por lo cual me he visto obligada a pedir apoyo de todos aquellos que puedan brindarme su mano amiga, ya que debido a las reacciones de la quimioterapia debí abandonar mi trabajo en el área petrolera ”, concretó.

La profesional oriental destacó que las personas y organizaciones que estén interesadas en aportar su granito de arena para esta causa pueden comunicarse con ella por el número telefónico 0424-809.14.09 o a través de las siguientes cuentas bancarias:

01020662610000111931, cuenta corriente del Banco de Venezuela o 01380034170340020997, cuenta corriente Banco Plaza, a nombre de Ysamar Fernández, cedula de identidad 21.172.097.

Ysamar Fernández
A consecuencia de su primera operación la joven sufrió una parálisis cerebral. Cortesía

Ejemplo

Ysamar Carolina Fernández, comentó que quiere que su caso sea conocido no solo por el hecho de que las personas sumen aportes económicos, sino también porque su diagnóstico se convirtió en el primer caso detectado en Venezuela, y el único con éxito en Latinoamérica, puesto que en el año 2014 fue conocido el de una adolescente de 15 años en Cuba, pero lamentablemente esta falleció 14 meses después de su operación, debido a que el cáncer hizo metástasis.

Jakelín Cotorett

Logo de Redaccion
Redacción El Norte
Publicidad!