En zapaterías populares los precios son más módicos y la cantidad de usuarios es más elevada

El poder adquisitivo del venezolano ha hecho que este se vea obligado a gastar sus ingresos solo en alimentos. Así lo manifestó la encargada de la zapatería Zapaganga, ubicada en la calle Sucre del centro de Puerto La Cruz, Isel Hernández.

Destacó que en años anteriores el Día de la Madre la tienda solía estar “full” de clientes, pero los costos del calzado han tenido un alza considerable. Agregó que si antes se trabajaba con 20 empleados ahora se puede costear el sueldo de solo tres.

“Como está el país solo se está comprando luego de comparar precios hasta en más de cinco tiendas más o menos y de esa manera ajustarnos al precio que más se acomode a nuestro bolsillo y no afecte tanto el costo de otras prioridades.”, expresó la docente Belkis Méndez.

Los zapatos colegiales abarcan un precio estándar de Bs. 51 mil 950; mientras los de vestir, de caballero, oscilan en 92 mil 990 bolívares. Las sandalias de damas se encuentran en Bs. 30 mil 460 y los zapatos para niños varían su costo de acuerdo al número.

La encargada de una tienda en los alrededores de la plaza Bolívar, Luisa Alfonzo, indicó que “la gente consulta precios y la mercancía que sale es de acuerdo al ingreso del cliente y cuando hacen las compras lo hacen con algo de calidad para que les dure”, expresó Alfonzo.

La Ley Orgánica de Precios Justos controla los costos, ganancias y determinación de precios justos. El artículo 1 de dicha Ley tiene por objeto asegurar el desarrollo armónico, justo, equitativo, productivo y soberano de la economía nacional, a través de la determinación de precios justos de bienes y servicios, mediante el análisis de la estructura de costos.

Ana Cecilia Acosta
[email protected]

 

Logo El Nacional
El Nacional

Con información de El Nacional